top of page
Buscar
  • Foto del escritorAnnaly Mawire

¿Somos Campeónes o no?

La iglesia de hoy le ha dado al creyente un complejo de inferioridad. Se nos dice que no somos más que pobres pecadores, continuamente suplicando perdón al Padre y si oramos lo suficiente y hacemos suficientes buenas obras, posiblemente Dios nos escucha y nos perdona.



La iglesia se enorgullece de estar contenta con llegar al cielo con la piel de los dientes. Como si los Cristianos fueran los seres más débiles, contentos con simplemente sobrevivir.


Es verdad que antes de conocer a Cristo, todos estábamos perdidos, y éramos pobres pecadores, pero cuando llegamos al conocimiento de Jesús y lo aceptamos como nuestro Señor y Salvador, ¡todo eso cambia!


¡La iglesia ha omitido unas de las partes más hermosas del Evangelio, la transformación del creyente.


2 Corintios 5:17 dice:


"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas."

Somos un ser nuevo, transformado y con la semejanza de Cristo.

"¡Porque ya no vivo yo, sino Cristo el que vive en mí!" (Gálatas 2:20)

¡Somos una nueva clase de seres, con el ADN del Todopoderoso!


Ahora, a este punto probablemente estas diciendo, "Vaya, Annaly, lo estás llevando demasiado lejos". Bueno, no me creas a mí, pero cree la Biblia.


La Biblia nos dice que el mismo Espíritu que resucitó a Cristo de entre los muertos habita en nosotros (Romanos 8:11), que estamos sentados con Él en los lugares celestiales (Efesios 2: 6) y que se nos ha dado poder sobre todo el poder del enemigo (Lucas 10:19).

¿Le suena esto como un pobre pecador? ¿Suena esto como un mendigo, llorando al pie de la cruz, raspando a la vida?!?


¡No, amigo mío! ¡Somos mucho más! No porque lo digamos nosotros, sino porque Dios nos lo ha dicho.


¡Somos campeones! ¡Somos ungidos y designados para enfrentar las fuerzas del enemigo que viene contra nuestras familias, nuestros cuerpos, nuestras vidas y ser vencedores! ¡Eso es lo que realmente somos!


Ese pecado en tu vida, con el que has luchado durante tanto tiempo, esa enfermedad que te ha dolido, esa opresión que te ha sobrevenido, ¡no tiene poder sobre ti! ¡Eres un campeon!


Es hora de que los creyentes ocupen su lugar en el Reino de Dios. Recibir la posición que el Padre nos ha dado y caminar en el poder que levantó a Cristo de entre los muertos. ¡Está disponible para nosotros!

No vencemos por nuestra propia fuerza de voluntad o habilidad. No vencemos haciendo suficientes buenas obras. Superamos "renovando nuestras mentes" en lo que la Palabra nos dice que somos. El "¡está escrito!"


Jesús venció con "escrito está", ¡y nosotros también!


Me encanta la canción "Campeon" de Maverick City por esta misma razón. Encarna los atributos y las realidades del Creyente del Reino. Confiesa la posición que se le ha dado al creyente en Cristo.


¡Ésta es la confianza del creyente! ¡Ésta es nuestra identidad!


Es hora de cambiar nuestra mentalidad de una mentalidad pecaminosa a una mentalidad interna de Dios, ¡entonces y solo entonces seremos capaces de caminar esta vida cómo Jesús la camino!






1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page